La importancia del Ph en los tratamientos foliares

Compartir:

El pH es una medida de acidez o alcalinidad de una disolución acuosa, con un valor entre 0 y 14. Por debajo de 7, las soluciones son acidas y por encima, son básica.
 
El valor de pH=7 indica que es neutra, esto se asocia con el pH del agua pura. Como regla, el pH óptimo para las aplicaciones foliares debe ser ligeramente ácido, entre 5-6.
 
El pH y su control tiene importancia en la aplicación de los tratamientos foliares: abonado, tratamiento de cobre, insecticidas, fungicidas, herbicidas.
 
En la agricultura el agua es fundamental. El conocer su pH es importante ya que puede afectar a nuestra cosecha. Un pH por encima de 6 puede hacer que los productos reaccionen entre sí o con las sales del agua provocando la creación de sustancias insolubles o menor efectividad de la materia activa del producto.
 
Medir el pH y controlarlo puede mejorar la eficiencia del tratamiento y ahorrar costes.
 
Right pH regula el pH del agua manteniendo la solución en niveles adecuados para su aplicación foliar.
 
Contiene un indicador de color que cambia según el pH. Su uso es regular el pH para la incorporación de nutrientes por las hojas y evitar la descomposición de muchas sustancias fitosanitarias por hidrólisis alcalina.

Noticias relacionadas

Recomendaciones para jardín en primavera

Llegó la primavera y con ella los primeros rayos de sol. Se van yendo las heladas y empiezan los jardines a coger un nuevo color. Aunque haya un cambio de tiempo a mejor, hay que tener en cuenta que el calor puede ser igual de dañino que el frío. Por eso, te damos unos pequeños

Recomendaciones Octubre

Este mes de Octubre, en la zona del hemisferio norte, se presenta como un gran mes para el jardín. En principio, los días se acortan vez de alargar y las temperaturas disminuyen en vez de aumentar, lo que es una primavera inversa. Este año, al ser las temperaturas un poco más altas de lo normal,

Ph en los suelos

Es bien conocido que la elección de un cultivo depende del pH de suelo. De ahí que, con frecuencia, digamos que “los altramuces son típicos de suelos ácidos” o que “la alfalfa y el olivo son cultivos que prefieren suelos alcalinos”.   Por tanto, es de suma importancia conocer el pH del suelo. La solubilidad

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, puede contener enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas, que podrás decidir si aceptas o no cuando accedas a ellos. Para obtener más información, haz click AQUÍ.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola 👋🏻 ¿En qué podemos ayudarte?